Quienes Somos

LIMPIEZAS OCAÑA, S.L. fue fundada en 1989, siendo su objetivo social la prestación de Servicios de Limpieza y Conservación de todo tipo de inmuebles e instalaciones comerciales e industriales.

A partir de su constitución se integran destacados profesionales del sector en la compañía, con experiencia acumulada dentro de las distintas áreas encuadradas en nuestra actividad. Todo esto hace que LIMPIEZAS OCAÑA, S.L. destaque como líder en el mercado.

Atención Personalizada

Los clientes de LIMPIEZAS OCAÑA gozan de un trato personalizado y adaptado perfectamente a sus circunstancias particulares, independientemente del sector de actividad de su empresa.

En todo momento, ustedes, como clientes, disfrutarán de la mejor atención por parte de nuestros profesionales, que sabrán identificar sus necesidades reales y adaptar nuestros servicios a su empresa sin alterar para nada su actividad diaria porque ustedes son muy importantes para nosotros y merecen la mejor atención y un trato profesional personalizado. Anteponemos nuestros valores y principios básicos con respecto a nuestros conocimientos especializados.

Compromiso

La formación como capacitación y motivación del personal es la base primordial de nuestra empresa, esta formación proporciona el perfeccionamiento de los diferentes procesos y servicios que ofrecemos a nuestros clientes. De esta forma aseguramos que el personal se involucre en el cumplimiento de los más elevados objetivos de la empresa, siendo este compromiso de nuestro personal el que le ofrece el mejor y más alto rendimiento en el desempeño de sus funciones revirtiendo inmejorablemente en los servicios que ustedes reciben.



Garantía de Calidad

LIMPIEZAS OCAÑA, S.L. ostenta la certificación ISO 9001, ISO 14001, teniendo así un plan homologado de organización y gestión de nuestra compañía.

     

Es cierto que la mayor garantía de calidad de nuestra empresa es el gran compromiso adquirido con nuestros clientes y el conocimiento de tener en nuestras manos la higiene y presentación de las empresas que mantenemos ante sus clientes.

Las directrices básicas de la política de calidad, que deben presidir nuestra actuación, se resumen en los principios que se enuncian a continuación:

  • Los clientes son la razón de nuestro trabajo. Debemos conocer, para satisfacerlas, sus necesidades reales y expectativas.

  • Para conocer es necesario medir.

  • El Trabajo bien hecho, a la primera, debe ser el objetivo de actitud permanente. Un trabajo bien hecho es el que satisface las expectativas de su cliente.

  • La prevención de errores tendrá prioridad frente al esfuerzo por controlarlos.

  • Para conseguir los máximos niveles de claridad, es imprescindible una actitud de colaboración, de trabajo en equipo. Una actitud individualista, ajena a las necesidades de los demás, no tiene cabida en este sistema de empresa.

  • Mejorar la calidad es responsabilidad de todos no descansemos en otros para que nos controlen o hagan de filtro al trabajo mal hecho. Deberá prestarse una gran atención a la capacitación y formación como herramienta necesaria para el trabajo. Deberá ser permanente, planificada y orientada a la satisfacción del cliente.

  • La comunicación es tarea de todos. Es imprescindible una comunicación adecuada para avanzar en la mejora de la calidad.

  • La mejora de la calidad es un proceso continuo. Hay que adquirir el hábito de mejorar permanente, creando una elevada conciencia de calidad.